viernes, 7 de septiembre de 2007

Rompecabezas / parte 1

Foto: Google



Una orgía está formada por varias personas. Se supone que el intercambio sexual no tiene límites pero tampoco destinatario. Es otro concepto en relaciones interpersonales. Mi amor es para todos. Mi sexo es para todos. No es común que una pareja, en una noche orgiástica compartida con otros hombres y mujeres, no se despeguen en toda la noche. Tampoco sería común que uno del grupo sienta rechazo por otro; la orgía tiene sus reglas aunque parezca un caótico todos contra todos. Y, por supuesto, la orgía, esa microsociedad hedonista, también tiene sus delincuentes y suicidas.
Hace unos seis meses, aproximadamente, investigo para presentar un informe / documental sobre orgías. Una tesis arriegada basada en las políticas del placer y el comportamiento de un sujeto a lo largo de doce encuentros. La cantidad de encuentros surgió casualmente porque una de las mujeres que había aceptado participar del proyecto viajaba al exterior, lo que imposibilitaba su participación más de las veces mencionadas.
A lo largo de estos seis meses puedo decir que doce es la cantidad exacta de encuentros que calza perfecto con las espectativas de los participantes y me permite obtener suficientes datos de cada uno de ellos para establecer un perfil a través del exhaustivo seguimiento que hago de cada participante.
Por supuesto que dado el enfoque planteado en el informe, mi participación se hace imprescindible, sin embargo, en el último grupo, por una cuestión traumatológica, no pude participar. Esto me ubicó en un lugar de voyeur desde el cual pude apreciar muchísimo mejor cada uno de los vínculos que se establecen en una orgía.
El informe ha pasado de ser una idea retorcida, adolescente quizás e irresponsable a un trabajo fascinante, iluminador y alegremente dificultoso.
En las próximas semanas, estaré comentando sobre cada uno de los aspectos del estudio que estuve llevando a cabo con el último grupo cuyos resultados me han estimulado para hacer público (aún sin terminar) este informe documental que muchísimos artistas e intelectuales podrán utilizar de maneras que, en estos momentos, se me escapan sutilmente.

8 comentarios:

Matiu dijo...

Sos un asco Funes!

Funes dijo...

... te parece...?

fede té dijo...

qué buena idea
yo quería hace rato hacer algo continuado, pero nunca pergenié algo así, y esto promete...
ahora cagaste: estamos todos espectantes
pero tiene su lado bueno: estamos todos espectantes

fede té dijo...

a!, muy bueno el título, me parece que voy a empezar a coleccionar títulos buenos

mejor no

Matiu dijo...

"Si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos"

Mario Benedetti

sinonimo dijo...

lucas lucas
te creo todo
no te creo nada

Funes dijo...

eso es lo bueno de
de

de


eso es lo bueno
que siempre se rescata
algo bueno

que vendría a
ser...
eh...

Naranjadas dijo...

funes sos funesto.......ja.....queremos saber los resultados de la investigacion!