sábado, 22 de diciembre de 2007

EL HOMBRE DE LA BOLSA

Lo llamaban ‘Santa Claus’ por la habilidad que tenía para los escruches. Una vez, incluso, cuando la fama de su apodo ya había traspasado las fronteras de su entorno, para ganar una apuesta hizo su trabajo disfrazado con el traje rojo, la barba y el gorro con el pompón. En realidad era un hombre delgado, pero la apuesta la ganó igual. Volvió con la bolsa llena.
No había cerradura que le dijera que no, ni pestillo que no cediera ante sus encantos. Se hizo muy famoso, incluso dentro de la comisaría. El día que lo agarraron ni siquiera hicieron a tiempo de trasladarlo al juzgado. Encontraron la puerta de la celda forzada, la celda vacía, y cuando comenzó la inspección hallaron una zapatilla desanudada bajo la mesa de la cocina y marcas de hollín cerca del extractor de aire. Había huído a través de la ventilación.
A partir de entonces comprendió para siempre que el verdadero menester no era entrar, sino salir. Un Papá Noel a la inversa, digno del hemisferio sur, que llegaba con la bolsa vacía y se retiraba con la bolsa llena.
Pero la tensión producida por la concentración y la vigía, y la urgencia de atención, lo condujeron por el camino de las licencias. Digamos, para seguir hablando con metáforas, que terminó transando el trineo para comprarse una bolsa. Y no dejó ni un poquito, ni siquiera de regalo para los amigos.
Siempre, siempre hay alguien más duro, como dice la canción, y una noche de manija quiso hacer un escruche donde no debía. El dato falló, o tal vez llegó en un momento inoportuno, no se sabe bien qué pasó; son las cosas que tiene la vida, las cosas de la suerte. Entró pero no salió y la bolsa quedó vacía. Pero también quedó llena.

Foto: Archivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Expediente Nº 11.308: “Operación Barba blanca”.

jueves, 20 de diciembre de 2007

Agradecidos



gracias por esta vida y todas las demás
gracias por tu sonido
por la infinitud
por la perfección de tus colores
por la alegría
por la paz que buscan nuestras almas
por abrir los corazones de los que no quieren sentir
por la inspiración
por el amor

agradecidos

Una mujer como una flor


foto: Google/ Emilie Simon - The flower book 
 Por eso me oculto, porque sin saber cómo, siempre llego a la conclusión de que soy fea si me enamoro.

*
también, de Emilie Simon:
*

miércoles, 19 de diciembre de 2007

quisiera una canción para un amigo

te acordas, papa noel, cuando te pedía una bicicleta
la bicicleta está oxidada ahora,
te acordas, cuando escribia una carta y pedia deseos
y cerrando los ojos se la entregaba a mi vieja,
mi vieja ya no lee, mis deseos tontos quedaron
pero todavía cierro los ojos.

te acordas, papa noel, de ese chico que yo fui
ya nada queda,
rota como el papel celofan
esta la ilusión

martes, 18 de diciembre de 2007


imagen:
en marzo de 2002 tony wilson inicia una peregrinación que lo llevaría a gamba hasta pto. iguazú, misiones. allí queda fuertemente estremecido por la intensidad de las cataratas.

es ahí donde comprende que al diablo,
la garganta también le pica.
EFICIENT

siempre miro por donde camino
me miro los pies
me encantan
brillan pero no chillan, se la bancan
no dicen mucho pero confío.
cuando me emborracho y veo borroso
cierro los ojos y me dejo llevar
porque debajo mío hay algo que camina.
muletas.
sigo camino, caminos de todo tipo
de tierra, de cal, de arena, de chocolate blanco, de yummy gomosos y de manies.
y casi llego a lugares
que tal vez nunca vaya a conocer.
puntos de encuentro adonde ni siquiera
llegué ni antes ni después.
a encontrarme con alguien
a quien nunca vaya a conocer
el tiempo me gana.
entonces?
sigo camino
me acuerdo mi viejo cambiaba
de auto seguido.
elegía autos rapidos, nuevos o usados.
pero usaba mocacín.
yo trabajé muy duro en esta vida.
y nunca tuve auto
sigo mis pasos. despacio.
no tengo el mundo a mis pies
pero me encantan mis nike.


EXIT DOOR

Si alguna vez paso frente a las puertas del éxito
espero que los guardias estén dormidos y los patovicas bien distraídos.
Y espero entrar bien de kerusa y que me den mi pulserita vip con consumición.
Y bien adentro hacerme el pelotudo, el que pertenezco.
Quiero mi ferné y lo quiero con limón.
Y vos quien sos? Como entraste acá? – me preguntarán
Soy amigo de Giordano, de Paris Hilton, de David Hasselhoff, del flaco Schiavi, de Ruanda Nara
y de Juan Cruz Bordeu!.
Ellos también zafaron en la puerta.
Dejáme estar acá un rato nomás que de fracasado no me da la cara.
Bueno, lo confieso! fue un error del jurado, yo no soy tan bueno.
Donde está la salida?
Que? el exit? – contestó preguntando, una cotizada top model.

'es lo mejor que podía hacer'

foto: paloma


Sí, es lo mejor que podías hacer. Tenés razón te tengo que entender. Pero no me importa, no te quiero decir -si, te entiendo. Algo hay, en "si entender" que reprime, que rompe huelgas. Si tengo ganas de decirte en la cara que me parece una mierda lo que hiciste adiviná qué: agarro y te lo digo; y vos escuchás. Y sí; tenías porqué hacerlo, no tenías cómo no hacerlo y todo eso, pero lo hiciste. Nunca te olvides de que lo hiciste, porque cuando uno te dice -si, te entiendo listo, ya está -¿amargo o dulce? y a otra cosa, o -te perdono -bueno vamos al cine. Un carajo nena. Te entiendo, capaz te perdone, pero lo hiciste y bancate la consecuencia, bancate mi cara de culo, mis ganas de no verte. Pero que no quede ahí. No claro, asi también es facil -¿estás enojado? -sí -bueno listo, llamame cuando se te pase la concha de tu madre. Tu parte es: -no te enojes, dale veamonos -no te quiero ver, me heriste, estoy enojado con vos. Reconquistame. Seducime, siempre. Porque la que se mandó la cagada fuiste vos y yo te amo y vos a mí y te toca laburar. Laburar es construir, es lo más positivo que hay, asique arremánguese compañera. Invitame al cine, conveceme de que vaya y robame un beso. Te lo voy a dar sí, si yo te quiero, si yo te entiendo. Y te perdono.

lunes, 17 de diciembre de 2007



Frida maúlla.
Tengo que leer 10 carillas de una carrera que elegí escapando de otra.
10 carillas de una carrera que me dice sol cuando la otra me dice frío.
10 de un libro que leía cuando tenía que leer otro,
y que ahora que éste es "éste" me da fiaca.

El viento sopla fuertísimo.
Hoy hicieron 26 grados.
Hasta ayer hacían 3,
y no hice acrobacia porque hacía frío.
Hoy no hice porque hacia calor.

Tengo olor a tostadas en las manos.
Empecé a pintar un dibujo enrome en la pared.
Entre otras cosas,
porque tenía que estudiar bastante.
Soñaba con tener más tiempo para dedicarme al dibujo.
Tuve 15 días de vacaciones,
no avancé nada,
no tenia ganas.

Miro el texto enroscándome el pelo.
Tengo que terminar de escribir esto.
Se me ocurrieron mil finales cancheros mientras escribía.
Ahora ya llegué,
y no se me ocurre nada,
( tampoco lo pienso demasiado)
...


a ella

......en la comisura de sus labios donde bailan flamencos......

a mi infancia

......esa luz sigilosa entre nidos de serpientes
ese muro entre dos muros
una selva por abrir los ojos
el tesoro que guardaron las manos del huracán.....

a lxs amigxs

......ahora que vuelvo y es para siempre
saludo a los tres reinos, sobre todo
al del Pacha su delfín y sus frondosas cortes del amor
esa playa donde......
no pensé que rodaría un piano por las escaleras
para sus habitantes
esas ovejas verdes que cantan y empujan la niebla
escolares de uniformes de cielos nublados
para sus ojos de escarabajo
y
en el cavilar de sus rostros ENTRAÑOLOS!....

al despues

........esa torre altisima desde donde siempre hay que tirarsE


domingo, 16 de diciembre de 2007


foto: miniaturach



1

confundía el olor
de los tilos
con jazmín

inutilmente ofrecía
las narinas a las
hojas ciegas
mientras las florcitas
reían
tan pícaras
desde una reja

una estornudó
salud
y a seguir el paso
no dijo gracias
ya no importaba

2

mastico una
dicha
maquetada y
amarga