jueves, 1 de mayo de 2008

Una bebida revolucionaria

Foto: Cata De León Belloc


Ginebra no
Cuba
Cuba libre
Cuba fuerte
Ron añejo
Cuba libre con “Tu Kola”
Cuba libre de Coca Cola
Cuba libre de Mc Donalds 
Cuba libre de dominio español 
Cuba libre de publicidad 
Cuba libre de shoppings 
Cuba libre de imperialismo 
Cuba libre de privatizaciones 
Cuba libre de industrialización 
Cuba libre de tecnologías modernas 
Cuba libre de Progreso 
Cuba libre de Razón 
Cuba libre de despolitización 
Ron cola hielo y limón 
Cuba libre 
Cuba 
Rumba, son y guaguancó 
¿Cuba libre?
o mojito con hierbabuena


7 comentarios:

Matiu dijo...

Como dijo Fidel: "Partimos de la base de que a los yanquis no los aguantánamos".

Muy bueno, Sol.

Funes dijo...

Cuando ayer dijeron que Sol leía a Marosa en el Pacha, me confundí (?) porque pensé que eras vos.
No eras vos, Sol; ayer no fuiste.

Viva Cuba, cabrones.

el hombre de la bolsa dijo...

muy bueno, tiene una onda a guillen, uno de mis cubanos favoritos.
lo de cuba es terrible y alucinante, a veces me pregunto quienes son los que pagan el sueño socialista de muchos,,,

Anónimo dijo...

Dios mío lo que hay que aguantar.
Lo que hacen un par de senos eh.
Viví en Cuba casi un año, fui becado por la embajada. Mi pasaporte tiene el sello de estudiante lo cual no me permite entrar a eeuu. y saben que aprendí? que para entender a Cuba hay que ser Cubano.
Asere
Martín

Lo que hacen un par de senos eh.
No es que escribas mal pero ya felictarte por todo es buscar sexo.

Matiu dijo...

Bukowski decía que el sexo es como el dinero: parece mucho más importante cuando no se tiene. Vos mucho sexo no tenés, ¿no es cierto, Martín? Parece que es en lo único que andás pensando...

Anónimo dijo...

Bueno..la verdad que mucho mucho no. pero ese no era el punto.
Simplemente me indigné. Pero soy solo fue becado por los mismos cubanos. Y escuché una pelotudez y llamé a la radio.
Pero Bueno te dejo chau, me voy a cojer. Ya no sintonizo más ...se me va la señal...se va se va
contestáte solo che.
Martín

Matiu dijo...

Felicitaciones entonces, Martín. Ya era hora de que te pusieras al día.